Huella de scólicia

Testigos mudos de la vida en la tierra, las rocas, a veces, como si de viejos libros se tratara, recogen los rastros y evidencias de lo que hace millones de años eran sus habitantes. En la foto, una huella de scólicia, rastro que dejaba al caminar sobre el fondo marino un equinoide. Las huellas fósiles se relacionan con diferentes especies haciendo comparaciones con trazas de organismos observados en la actualidad. Encontrado en la cala de Tximistarri, sobre una de sus rocas areniscas, en San Sebastián.


Comentarios

Sergio ha dicho que…
¡Jo, qué guapa! ¿Cómo está el acceso infantil?
IMANOL ha dicho que…
Sin problema, cuándo quieras vamos o te explico como ir. Sólo espero que las mareas no hayan retirado la piedra...
IMANOL ha dicho que…
En cualquier caso se pueden buscar más. Esa era muy clara, marcada y bonita.

Entradas populares de este blog

Cueva de Lizaratzu o Cueva de la Virgen de Izaskun

Oruga de esfinge de la calavera o de la muerte

La cueva Obenkún. Cueva sepulcral de Obenkún. Obenkún Koba