Entradas

BARRANCO DE SOUSSOUÉOU

Imagen

Barranco Bitet (superior e inferior)

Imagen

Cueva de San Pedro de Busturia

Imagen

Ursus Spelaeus.

Imagen

Umelarreko Leizea.

Imagen
Umelarreko Leizea, es una pequeña sima, sin catalogar, situada sobre el caserío Umelarre del barrio de Etxeta de Aia. Oculta entre maleza se abre en grieta de aproximados tres metros de largo por uno de ancho. Una vertical de unos 7 metros cae en un alargado desarrollo (de unos 20 metros) ligeramente descendente con bloques sueltos, raíces abundantes y escasas formaciones. Del lado ascendente una estrecha gatera llega al exterior. Del lado descendente se estrecha hasta hacerse impracticable y posiblemente salir al exterior por una grieta cercana al caserío mencionado. En su interior un solitario murciélago y una ranita.
coordenadas WGS84 30T 0568138 4784155.




Agradecimiento a Urtzi en la exploración de la misma.


El túnel de Ábaro.

Imagen

Cueva Orao.

Imagen
Como sucede con muchas cavidades, Orao, no está exenta de leyendas. Su ubicación, a pie del escarpe de la Sierra y vigilante delvalle, la hace poseedora de historias que van desde su uso como vivienda prehistórica y escondite de bandoleros desde tiempos inmemoriales, hasta ser el lugar donde se haya oculto un rico tesoro. Lo cierto es que a lo largo de su desarrollo pueden observarse multitud de restos de carbón, muchos de ellos incrustados en el manto estalagmítico, lo que evidencia el uso del fuego en su interior desde hace muchísimos años. También se observan multitud de catas o zonas desenterradas. Esto último bien puede ser achacable al expoliador de las cuevas de la zona, ese personaje que por el lugar ha ido dañando los yacimientos en busca de tesoros y menospreciando el bien cultural de todos. La cueva Orao abre su boca en Burgos, bajo el escarpe rocoso de Peñalta (976 metros) y mirando a la localidad burgalesa de Berberana, se adentra en galería única por el interior del subsu…

LAS CASCADAS DE LA TOBERIA DE ANDOIN

Imagen
Cascadas de la Toberia o de Andoin son un idílico lugar a poco más de kilómetro y medio del pueblo alavés de Andoin dirección las campas de Legaire de la Sierra de Entzia. De espectacular belleza y fragilidad por cuanto se compone de una sucesión de cascadas de agua que en su transcurso han ido formando por calcificación formaciones y pozas tipo gours, tapizadas en su alrededor por un tupido manto de musgo, duele ver que las mismas son dañadas por las pisadas de egoístas sin sensibilidad ni conciencia que practican barranquismo en un lugar donde su disfrute está asegurado por un acceso cercano y fácil, que hace absolutamente innecesario su pisoteo e instalación de cuerdas y demás equipaciones. Confío en que la lógica y la sensibilidad de la gente evite dañar el lugar con la práctica del barranquismo, que personalmente práctico y me encanta, pero que ha de ser respetuoso y consciente del entorno. Duele más cuando quién practica ese descenso es un cargo federativo de ese deporte o cuando…