5.9.16

Saiturri I

En el polje de Alabita, en la base de la pared que le rodea, se abre esta pequeña cavidad usada como aterpe para ganado. Tiene 50 metros de desarrollo. Muy cerca se sitúa Saiturri II.
Polje de Alabita.

Añadir leyenda

Entrada.

Interior.


Desde dentro.
Topografía realizada por el grupo AMET de Oñate.

30.8.16

Sastarri II

Cercana a la presa de Lareo y a la cavidad del mismo nombre, en Aralar, en la loma del Sastarri, la cavidad Sastarri II es de pequeño tamaño pero bonita en sección y con alguna formación. Tiene dos accesos, uno a través de un destrepe de varios metros que parece se creó por colapso del techo de la cavidad. Este nos sitúa en la galería única que se extiende lisa y amplia. Una pequeña ventanita deja pasar un rayo de luz en su interior y al fondo se ve la segunda entrada, pequeña. En ella se encontraron diversos restos prehistóricos: una vasija de la edad de bronce y restos humanos.
Entrada vertical .

Interior.



Sastarri IV

En la ladera del monte Sastarri que asoma a la presa de Lareo, sobre la pista que le rodea, se encuentra esta cavidad que es una gran grieta que se adentra 40 metros con un tramo primero descendente un posterior resalte y gatera que se vuelve impracticable. Cercana a la Sastarri II en ella se encontraron restos humanos, faunísticos e industria ósea.


22.8.16

VASA Museum



El VASA es un impresionante museo dedicado a una de las mayores chapuzas suecas (la otra fue el vuelo inaugural de un avión de SAAB  que cayó a una de las Islas de Estocolmo, afortunadamente sin victimas). El VASA es un navío de guerra sueco de guerra sueco construido por órdenes del rey Gustavo II Adolfo, de la casa de Vasa de Suecia, entre 1626 y 1628. El VASA naufragó en su viaje inaugural tras recorrer unas centenas de metros por el puerto de Estocolmo y delante de toda la población de la localidad y del propio monarca.  Fue rescatado el 24 de abril de 1961 y restaurado para su exposición en el museo del mismo nombre, el más visitado del país. Ahí podemos ver este “galeón pirata” impresionante, con dos filas de cañones y original en más de un 90 por cien. Es como trasladarse al siglo XVII en una máquina del tiempo.

16.8.16

Estocolmo

Iguaran

Iguaran, también llamada Aguaran, se encuentra cercana a las Campas de Legaire, en el lugar que lleva su mismo nombre, en la Sierra de Entzia. Es la cavidad lineal más larga de Entzia con sus 2150 metros, y una de las mayores de Álava. Se abre en una dolina oculta entre rocas dividiéndose desde la misma en dos ramales, llamados popularmente cueva arriba y cueva abajo.
Cueva arriba, se extiende por la izquierda de la dolina a través de un paso bajo que nos obliga a agacharnos y que inmediatamente se abre en una amplia sala a donde cae la luz exterior a través de una sima de forma alargada. La sala se extiende en galería y desciende al curso de una regata con abundante barro, y que colmata metros más adelante. Se observan en este ramal escasos espeleotemas.
Cueva abajo se abre tras una gatera, frente a la dolina, que accede a una sala que se extiende descendiendo también al río. Este discurre por la parte más extensa de la cavidad, pero inunda la galería haciéndola impracticable salvo si uno desea mojarse o va preparado con neopreno a ello. Además, siguiendo el curso del río, es necesario llevar equipación y cuerda. Obviando esta galería del río, por la izquierda, a través de otra gatera de sección cuadrada impecable, se accede a otra galería que se desarrolla durante bastantes metros, con formaciones y dobles techos. Este ramal de cueva arriba tiene más espelotemas que el cueva abajo.

Iguaran es una cavidad para todos los públicos, al menos hasta la zona inundada.

Dolina de entrada.

 Cueva arriba.

Sima de cueva arriba.


Galería final de cueva arriba.

Acceso cueva abajo.




Acceso a galería con formaciones y doble techo.


Zona inundada.

Otra copa del mundo réplica de la de Sagain Zelaia.

Tallinn

11.8.16

El HAM: Museo de Arte de Helsinki



El Museo del Diseño, se quedó un poco "justo", el de la Historia Natural estuvo a la altura, y este del Arte, a pesar de ser una colección no muy grande, mereció la pena.

1.7.16

Ferrata de Sorrosal. Ferrata de Broto

El Ayuntamiento de Broto ha tenido la brillante idea de cobrar por acceder a la ferrata de Sorrosal o Broto (como ellos llaman). Enmascarado con el nombre de tasa (diferente a impuesto, por cuánto las tasas se destinan a sufragar únicamente unos costes, y en este caso sería el de mantener la ferrata) y sin entrar en su legalidad, por cuánto los cauces tienen una servidumbre legal de paso establecida en nuestro código civil y la ferrata transcurre por ahí; Con un breve escrito el Ayuntamiento de Broto establece el cobro de 2.5 euros a cada persona que pase por la ferrata (guías gratis…), en la misma línea en la que reconoce que la vía atrae turismo, da beneficio a establecimientos y servicios del pueblo y se quedan tan anchos cobrando por su uso. Y no es que sea mucho dinero, pero por el uso de una vía sobre un cauce que es una auténtica cloaca consentida. Donde una granja porcina evacua todos sus purines contaminando las aguas… más debieran preocuparse de ello que de sacar más tajada al asunto.  Si ya os da beneficio el sólo tenerla que más queréis?. Desde aquí me sumo a una campaña de boicot en la que me niego a consumir ni gastar un solo euro en esa localidad. Me lo llevaré todo de casa y acaso me molestaré en ir a pueblos colindantes a alojarme, comer o beber. 

30.6.16

Leizeta I - Buruntza


El Buruntza domina Andoain y tiene un buen número de simas que lo penetran. La más grande, en principio es Leizeta-Buruntza I , cercana a la Ermita de San Roque que bajo la cruz de su cima (a unas decenas de metros) existe. Junto a la boca de la sima existe una lápida. En ella hubo un accidente. Cuentan que un vecino de la localidad de Andoain retó a que bajaba a la sima con una simple cuerda, las fuerzas le fallaron y cayó al abismo falleciendo en el acto. Tuvieron que rescatar el cuerpo con los medios de entonces, una escala y poco más. El catálogo (desastroso) espeleológico del 2003 indica 115 metros de desarrollo y 170 de desnivel. La enciclopedia Euskomedia 107 de desnivel. Lo cierto es que su desarrollo es totalmente vertical y a mi parecer no llega, o andaría como mucho, por los 100 metros. En su piso hay restos abundantes de esqueletos de ovino y alguna cabra, y en un lateral se abre un paso por el que se observa que continúa la vertical; pero por donde no es posible pasar salvo desobstrucción. 

Entrada.


Primera vertical desde la entrada.