Via Ferrata el Cáliz.

En la localidad Cántabra de Ramales de la Victoria se encuentra esta sencilla Ferrata, fácil me resultó (calificada difícil), con las grapas y agarres cercanos, te sube en rampa hasta una pequeña oquedad que lleva el mismo nombre: cueva de Cáliz. Luego va tomando verticalidad para dividirse, en la horquilla de la grieta por la que transcurre, en dos opciones: a la derecha la más sencilla y que además evita el pasar por el puente tibetano (de tres cables, uno para desplazarse con los pies y dos para los brazos y dispadores), y a la izquierda la más complicada que nos permite llegar a la cima del roquedo (para descender si lo deseamos en rápel) o a un puente tibetano de unos ocho metros de largo, muy divertido. El descenso, bien señalizado, por un camino muy bonito que transcurre por el matorral y va surcando el karst calizo, que nos deja directamente en el parking (donde dejamos el coche) cercano a esta ferrata y a la cueva de Covamur. En hora y media se hace todo el recorrido.


Puente Nepalí

A medio camino, la cueva del Cáliz, luego se divide...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cueva de Lizaratzu o Cueva de la Virgen de Izaskun

Oruga de esfinge de la calavera o de la muerte

La cueva Obenkún. Cueva sepulcral de Obenkún. Obenkún Koba