Arleze.

Arleze se sitúa cerca de túnel de Lizarraga y de Tximua, a unos pocos kilómetros, en un paraje hermoso al que se accede por un antiguo camino entre hayedo y rocas cubiertas de verde musgo donde pasta plácidamente un grupo de vacas color vainilla.  Arleze es como un grueso brazo que se introduce dentro de Urbasa y, extiende sus dos grandes dedos finales hasta una profundidad de 103 metros alcanzando la zona freática. Una gran dolina arbolada te sitúa en su enorme boca,  te hace descender bruscamente entre rocas y restos de troncos. Es más fácil bajar por su lateral izquierdo. Al fondo se bifurca, un ramal por la derecha toma la cota más baja de la cavidad y termina en una pequeña sala con unas pocas formaciones a la que se accede también en fuerte descenso entre piedras. Por la izquierda se llanea tras la acusada pendiente y,  tras un destrepe entre coladas por una cuerda instalada en fijo (atada a una clavija clavada en la colada) se llega a una zona llena de gours (a veces inundados)  y formaciones, entre las que destaca una enorme estalagmita de cabeza plana que asemeja a un enorme tambor.  Su cabeza tiene bellos gours y pequeñas formaciones que afortunadamente se han respetado, no se han pisado… esperemos sigan así. Ese ramal termina en fuerte ascenso por colada, a través de pequeñas tallas y hasta una zona final con formaciones. Aquí es mejor no aventurarse sin instalar una cuerda para facilitarte el descenso. La caída se presume peligrosa.



dolina de Arleze

Boca de acceso


Boca desde dentro.

Pequeña estalagmita con la entrada al fondo.

gours

El tambor.



Destrepe con cuerda instalada

Ascendiendo.


Final del ramal de la derecha.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cueva de Lizaratzu o Cueva de la Virgen de Izaskun

Oruga de esfinge de la calavera o de la muerte

La cueva Obenkún. Cueva sepulcral de Obenkún. Obenkún Koba