Sima de Lekunberri o de Arbe. Arbekoleze.


La sima de Lekunberri fue amputada en unos metros por la construcción de la autovía de Leizaran A-15. Cuatro de sus carriles pasan sobre lo que fue parte de su desarrollo. Explorada por el grupo Akelar, (a quienes agradecemos la visita guiada a esta cavidad) no se encuentra en el catálogo espeleológico Navarro. Con posterioridad otro grupo, Satorrak, la topografió (dejando restos la labor en su interior) y rebautizó con la toponimia de la zona: Arbe: sima de Arbe o Arbekoleze. Se encuentra dentro de un pequeño bosque mixto de Pino y roble, muy cercano a la localidad de Lekunberri, rodeada de zarzas y maleza, su pequeña entrada vertical tiene un hierro trasversal que la cruza (para algunos una molestia a la hora de acceder, para otros una gran ayuda). La entrada es un volado de unos diez metros, estrecho en su inicio y que se abre inmediatamente para situarte sobre un cono de derrubios, basura que fue acumulando por los vertidos de animales muertos y basura que algunos tiraron en su día. Entre ellos restos óseos de lobo, encontrados por el grupo espeleológico Amaroz. De los últimos lobos de la zona que antaño se cazaron para cobrar la recompensa por el trofeo. Recompensa que se  debía de cobrar con una prueba de la caza del animal (normalmente sus patas cortadas). En el interior, en un rincón, hay un pequeño osario con dos trozos de mandíbula a las que curiosamente les faltan los colmillos. Pudieron ser también de lobo y los colmillos otro trofeo…
Tras el volado por la izquierda se accede a dos pequeños rápeles que te sitúan en un meandro superior. Galería fósil con rincones de gran belleza y paredes con golpes de gubia de lo que fue sin duda el río que la cruzaba y hoy día está a un nivel inferior al que se accede por una sima del ramal de la izquierda. Ramal que te sitúa en su final en la puerta metálica, cerrada, que da acceso a la autovía. El ramal de la derecha tiene una pequeña zona laberíntica y rincones repletos de formaciones, terminando en una pequeña sala con signos de haber tenido, al menos, medio metro de agua en su día.
Junta a la casa Rural Iturburu existe una pequeña surgencia y a escaso un metro dos, aún más pequeñas surgencias que le suman aporte acuífero. Probablemente por las mismas sale el río interior de Arbekoleze. Una coloración nos sacará de dudas.
Entrada.


Desde dentro.

Basura en su incio.




Mandíbula de carnívoro (lobo?)

Añadir leyenda




Formaciones abotonadas.

Gours.

Puerta que da a la autovía.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Cueva de Ubarango o Ubarango1 Kobea

Cueva de Lizaratzu o Cueva de la Virgen de Izaskun

Cueva de Aizkoate o cueva de Hernialde.