Orquídeas.

Contra lo que se cree, no hace falta viajar al trópico para encontrar espectaculares orquídeas. En nuestros montes son abundantes y apenas se diferencian de las tropicales en el tamaño, pero no en belleza. No todas están en la lista de especies protegidas pero merecen una especial atención, y es recomendable no cortarlas o arrancarlas con raíces. Crecen en todos los lugares, en el campo, en zonas rurales, en los pastos, humedales y en los linderos de los bosques. Destacan por altura y colores en medio del verde primaveral. En verano se agostan y desaparecen hasta la siguiente estación.

Una de las más comunes, que destaca por su belleza y su pecularidad, es la ‘Dactylorhiza elata’, planta orquídea terrestre de tamaño medio, que prefiere clima fresco, con 2 tubérculos (de ahí la creencia, -parecen testículos-, de que tienen poderes afrodisíacos), generalmente palmatipartidos, tallo, de 30-110 cm de altura, delgado, hueco, folioso, de un verde amarillento, a veces más o menos manchado de violáceo en la parte superior. Presenta de 5 a 10 hojas caulinares, aovado-lanceoladas, a veces ligeramente manchadas. Inflorescencia cilíndrica, más o menos laxa, de 12-21 (36) cm de altura, con 19-40 flores. Brácteas lanceoladas, verdes o de color más o menos violáceo. Ya han salido en nuestros campos!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cueva de Lizaratzu o Cueva de la Virgen de Izaskun

Oruga de esfinge de la calavera o de la muerte

La cueva Obenkún. Cueva sepulcral de Obenkún. Obenkún Koba