Arbil

En la ladera del monte del mismo nombre, escondida su boca entre un robledal, se encuentra la cavidad de Arbil. Es amplia y descendente, en el suelo tierra, humus y excrementos de ovejas, sus paredes lisas, con muy pocas formaciones. Discurre en zigzag hasta un paso estrecho que da a una sala donde desciende una colada. Tras ella un balcón o cornisa que por una grieta te baja a una sala donde salen dos galerías, una colmata en ascenso, y la otra tras un salto de varios metros (6) que requiere cuerda termina en unos treinta metros de progresión. En Arbil hay cantidad de catas infructuosas, y se filmó una película en la que se imitaron las técnicas de pintura y vida de los prehistóricos. Hoy día aún se pueden ver los restos de aquello.
Boca de entrada.





Topografía.

Entrada desde dentro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cueva de Lizaratzu o Cueva de la Virgen de Izaskun

Oruga de esfinge de la calavera o de la muerte