cueva Ordaburu

A unos tres kilómetros del bello pueblo de Arrarats, subiendo al idílico valle pastoril de Otsola y cercano al Gr que lo atraviesa, se encuentra la cavidad de Ordaburu.

Ordaburu está cerrada. Una firme puerta de tubería metálica evita su entrada permitiendo únicamente la de los murciélagos. Y es que esta pequeña y coqueta cueva fue esquilmada vilmente por un hortera de la decoración que quiso sus formaciones para hacerse la cocina de casa. Y así lo cuentan en el pueblo. Él, un constructor afincado en zona, entre otros, y también la existencia de una colonia de murciélagos a proteger, fueron los causantes de su cierre.
Es posible su visita solicitando la llave en el Ayuntamiento. Mientras, Ordaburu descansa en silencio y tranquila.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Cueva de Lizaratzu o Cueva de la Virgen de Izaskun

Oruga de esfinge de la calavera o de la muerte

La cueva Obenkún. Cueva sepulcral de Obenkún. Obenkún Koba