Marizulo de Txindoki

Escondida en una balconada herbosa del Larrunarri oteando Larraitz, Marizulo se encuentra en uno de los parajes más bellos y escondidos del mal llamado Txindoki. Y es que su nombre viene precisamente de la ruinosa borda que se encuentra en este lugar: La borda Txindoki. Un poco más adelante abre en las paredes del Larrunarri su brecha Marizulo, tapizada en musgo y rodeada de pequeñas flores, es otra de las moradas de la mitológica Mari. Acumula un desnivel de 70 metros y 200 de desarrollo lineal, con varios resaltes y simas. Una cañería de captación de agua sorprende en su interior y algún que otro “secreto”.



Ruinas de la borda Txindoki.

Boca de acceso a Marizulo.



Las paredes son lisas y sin formaciones.

Comentarios

leitzaran ha dicho que…
¿Y esa guindilla gigante de piedra rodeada de ovejas?

Entradas populares de este blog

Cueva de Lizaratzu o Cueva de la Virgen de Izaskun

Oruga de esfinge de la calavera o de la muerte