Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2017

Txomin IV La Sala Blanca

Imagen

Aitzelarko koba II

Imagen
Cercana aAitzelarko Koba 1, Aitzerlako Koba 2 tiene cierto volumen y es lineal. Con unos 15 metros de desarrollo presume pudo ser habitada en la prehistoria, y quizá por ello tiene tres grandes catas: una cerca de la entrada, otra en su recorrido medio y otra en su final.




Aitzelarko Koba I

Imagen
Aitzelarko koba 1 se encuentra en la ladera del monte que lleva su nombre. Cercana al caserío Astui, y junto al camino que va desde este caserío a Granada Erreka. Perdida en un valle desconocido y hermoso como el de Alzolaras, tiene una gran boca de entrada, con catas arqueológicas. Es lineal, de gran volumen. Con 120 metros de longitud y 27 de desnivel.  En la entrada se aprecia restos de muro, de lo que pudo ser un aterpe pastoril, un abrigo para ganado. Desde ese punto, la cavidad desciende bruscamente por terraplén de rocas, para luego continuar hasta una gran colada. Ascendiendo la colada se accede a una sala con abundantes gours y espeleotemas. Sala fósil en cuyo frente hay una sima y a su izquierda otra, de la que el antiguo catálogo dice tiene 20 metros de desnivel y colmata. En ella se observó un murciélago y algún resto óseo de animal. La cavidad está en buen estado, sin apenas basura en su interior. Muy cerca de ella se encuentra Aitzelarko koba 2.











Marcado de cavidades.

Imagen
En pleno siglo de las tecnologías, con gps, digitalización de datos, facilidad de obtención de imagen inmediata, etc … aún queda quién (y le presupongo buena voluntad) a base de brocha y pintura, marca, ensucia, bautiza las paredes de nuestras cavidades, no sé si es por un proceso reivindicativo de “macho alfa” cuan can orinando en su territorio, o por un enaltecimiento caduco del ego, de eso tan demodé de poner un “yo estuve aquí”, que todo el mundo lo sepa.
Antes existía un código para indicar cuándo se encontraba descubierta una cavidad, si estaba en exploración o si se había completado su exploración, pero hoy día (hablamos de pinturas recientes), estás actitudes son incomprensibles. Que existan aún personas con bote de pintura en mano y brocha, paseando por las cavidades, cuánto menos denota una mínima sensibilidad.

Cueva de Andazarrate.

Imagen
La boca de la cueva de Andarrazate se confunde entre las entradas delcoto minero de Andazarrate.  La cavidad es lineal, de escasos 30 metros. Tiene su entrada ampliada por la explotación que hay a su izquierda de la veta minera. Por ahí se puede descender, ver las vetas de mineral (sobre todo galena) y salir por otra boca de mina.
De su entrada a pocos metros se observa un pequeño desprendimiento de piedras en su suelo. Pequeños lenares inversos en su techo y al fondo alguna formación estalagmítica. En su interior hibernan tres murciélagos.






Las minas de Andazarrate o minas de Asteasu. Cargadero Mollarri.

Imagen
En el alto de Andazarrate (Asteasu), sobre los márgenes de una pequeña regata que allí confluye, se abre un complejo minero de extracción, según documentan, de mineral de hierro. Amplías vetas de Oligisto se ven: las galerías mineras se extienden en el sentido de las enormes vetas, que de este mineral hay en el lugar. Son múltiples las bocas mineras que, en un punto y a ambos lados de la regata, se abren al exterior. Muchas de ellas se encuentran inundadas. La explotación correspondió a la Société Anonyme del Mines Metalliques de Tolosa y, posteriormente, a la Compañía Minera de Álava y Gipuzkoa, desde 1906 hasta su cierre en 1925. Desde la minas de Andazarrate y a través de un entramado aéreo se transportaba el mineral (una carga diaria de unas 1.000 toneladas) hasta el cargadero Mollarri de Zarautz (situado bajo el actual camping de Zarautz). Las vagonetas circulaban por un cable aéreo soportado por torretas metálicas (112 caballetes). Tendido que construyó Gillermo Vahl, con experi…

Regatilla en Andazarrate.

Imagen

Amanece en Asteasu (desde Andazarrate)

Imagen